1
Jan
2021
0

El año pasado muchas personas permanecieron firmes en la fe, pero muchos otros la abandonaron. Siempre tendremos a los que creen y a los que no. Quien la practica y quien no.

Sin embargo, cada uno de nosotros tiene un poder que es también un don. Cuando lo utilizamos correctamente, podemos construir nuestra vida, pero si lo usamos de manera incorrecta, podemos llegar a destruirla. ¿Cuál es este poder? Es el poder de escoger. Es un poder que todos tienen, independientemente de la religión o creencia. Sin embargo, el poder de escoger es exclusivamente nuestro y nosotros somos los que decidimos como utilizarlo.

Saber escoger bien es una de las habilidades más importantes que poseemos y nuestro Señor Jesús quiere que usemos este poder para construir nuestra vida en este mundo y que podamos glorificar Su nombre. Cuando dependemos de Él y elegimos obedecerLe, Él nos muestra lo que tenemos que hacer y las decisiones que deberíamos tomar. Al hacer eso, evitaremos cometer los mismos errores que cometieron Adán y Eva.

“Y sucederá que si obedeces diligentemente al Señor tu Dios, cuidando de cumplir todos sus mandamientos que yo te mando hoy, el Señor tu Dios te pondrá en alto sobre todas las naciones de la tierra.” (Deuteronomio 28:1)

Las decisiones erradas de Adán y Eva están bien registradas en la Biblia y las terribles consecuencias de sus acciones todavía se hacen evidentes hoy. (Ver Génesis 3:6). Pero debemos entender que el diablo no tiene el poder de obligarnos a hacer nada. Todo lo contrario, este poder está en nuestras manos. Es por eso que si elegimos seguir la guía de Dios, será imposible que el 2021 sea un fracaso para cualquiera de nosotros.

La verdad es que las decisiones que tomamos TODOS LOS DÍAS definirán el resultado de nuestro año. Quizá durante toda su vida, nunca haya tenido a personas que le ayudaran a tomar las decisiones acertadas. El Espíritu Santo quiere ayudarle, pero usted debe tomar la decisión de dejar el pasado atrás y abandonar todo tipo de pecado, y dejar que Él tome el control de su vida.

“Mira, yo he puesto hoy delante de ti la vida y el bien, la muerte y el mal.” (Deuteronomio 30:15)

¿Cuál es su decisión? ¿Va a escoger vida? ¿Va a escoger el mundo o a Dios? Recuerde: Somos libres de escoger pero no somos libres de las consecuencias de nuestras escojas.

Hoy soy lo que soy debido a lo que escogí ayer, y el lugar en el que esté mañana, lo decidiré hoy.

Que Dios lo bendiga.

Leave a Reply