2
Oct
2020
0

Cómo meditar en la palabra de Dios

1. Encuentra un lugar tranquilo

Meditar en la Biblia es una gran manera de conectarte con Dios, por lo tanto, asegúrate de que encuentres un lugar tranquilo para leer, sin distracciones. Al hacer esto, podrás concentrarte en escuchar y entender la voz de Dios.

2. Haz una oración siempre antes de leer

Antes de meditar en cualquier versículo, deberías orar siempre, pidiéndole a Dios que hable contigo a través del versículo bíblico o capítulo que leas. Es su Palabra después de todo, entonces, ¿quién mejor para guiarte y ayudarte a entenderla?

3. Cuando leas hazte estas 5 preguntas:

¿Quién? ¿Qué? ¿Cuándo? ¿Por qué? ¿Dónde? 

  • ¿Quien está hablando aquí? ¿Es Dios, el hombre, el diablo?
  • ¿Qué significa este pasaje? ¿De qué se trata? ¿Qué palabras se repiten? Probablemente sean importantes.
  • ¿Cuándo sucedió esto?
  • ¿Por qué sucedió esto? ¿Dónde aconteció esto? ¿Dónde puedo encontrar otros versículos que se relacionen con este pasaje?
  • Busca el significado de cualquier palabra que no conozcas. ¿Hay algo en el versículo que necesites OBEDECER? Si es así, toma la decisión de hacer algo al respecto inmediatamente.

4. Toma nota y subraya lo que es importante

Anota todo lo que Dios te habla en las sesiones de lectura. Escribir cosas puede ayudarte a entender más cosas sobre el versículo. No dudes en subrayar, escribir en los márgenes o circular las palabras que son importantes para ti.

5. ¡Piensa en cómo vas a poner en práctica la Palabra de Dios en tu vida y actúa!

Cuando meditas en la Palabra de Dios deberías esforzarte por entender de qué manera se relaciona con tu día a día lo que acabas de leer y ponerlo en práctica. Al hacer esto podrás aprovechar a lo máximo tu meditación. 

Piénsalo de esta manera, la palabra de Dios es como una semilla, a no ser que la plantes (pongas en práctica lo que dice), no podrá florecer ni producir frutos en tu vida.

Leave a Reply