21
Aug
2020
0

Día 20 del Ayuno de Daniel

El CUERPO
Tarea:
 Haz ejercicio durante 30 minutos (estiramientos, paseos, etc). Sigue siempre las instrucciones del tu médico.

El ALMA
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.” (Mateo 5:23-24)

Tarea: Si no le hablas a alguien debido a un desacuerdo que hayáis tenido en el pasado, contacta a esta persona hoy y resuelve el problema. Hazlo por Jesús.

Sigue invitando a personas para las Bodas del Cordero, si necesitas más invitaciones, ven a recogerlas a la Iglesia hoy.

EL ESPÍRITU
Medita en este pasaje y ponlo en práctica

Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros.” (Santiago 4: 7-8)

Sométete a Dios y resiste al diablo.

Aquí está el secreto de vencer al diablo. Primero, debemos obedecer y practicar la Palabra de Dios, y eso significa sumisión a Su voluntad. Segundo, debemos resistir al diablo, sus sugerencias y tentaciones, las cuales pueden llegar en forma de un pensamiento negativo, una invitación para hacer lo que es errado, ver pornografía en línea, entre otras muchas otras cosas. Desafortunadamente, hay personas que hacen lo contrario a las instrucciones de Santiago; es decir, resisten a Dios y se someten al diablo. Por lo tanto, además de fracasar en todo lo que hacen, comprometen su salvación.

El Señor se acerca a nosotros cuando nosotros nos acercamos a Él. Esto es una acción voluntaria y recíproca. El Altísimo respecta la decisión de todos, tanto el querer estar cerca de Él, como lejos de Él. Hay personas que vienen a la iglesia pero no pueden encontrar a Dios porque no abren sus corazones para que Él entre, no se deciden. Un minuto lo quieren, y el otro quieren el mundo. Si queremos el todo de Dios, debemos entregar toda nuestra vida a Él. Si hemos recibido poco de Dios, esto significa que no le hemos entregado mucho (Lucas 6:38)

Tarea:

1º Sométete a Dios, acércate a Él, ¡deja de resistir Su voluntad para tu vida!

2º Resiste al mal, deja de aceptar su ofertas, ¡divórciate de él y del mundo! Extiende tus manos y haz una oración fuerte contra todo mal que esté interfiriendo en tu relación con Dios, dile al pecado y a todo demonio: ¡NO TE PERTENEZCO, QUIERO EL DIVORCIO HOY!

 

 

 

Leave a Reply