6
Jul
2020
0

Él es el Único Salvador

Nuestro Señor Jesús es el único Dios verdadero. El único Salvador que deberíamos seguir en todo momento. Pero, para tener una relación verdadera con Él, tenemos que estar listos para separarnos de lo que no Le agrada. Y por esta razón, debemos analizarnos diariamente, y no acercarnos a Él de una manera indigna. Es por eso que la Palabra de Dios afirma que, “De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor.” (1 Corintios 11:27) Dios nunca rechazará a aquellos que vengan a Él con sinceridad y arrepentimiento.

Es crucial entender que, el verdadero Cristianismo no tiene nada que ver con la religión. La religión sirve para mantener tradiciones y no nos da un Salvador. Como hemos mencionado anteriormente, Jesús es el único Salvador. Él es el Camino, la Verdad y la Vida. En otras palabras, Él no solo habla la verdad, Él es la personificación de la Verdad. Él no solo da vida; Él es la fuente de la vida en sí. Y Él no es un camino entre muchos; Él es el único Camino y ningún otro ser humano jamás podrá ser considerado como el salvador. Por esta razón, si no cortamos nuestros lazos con el mundo, entonces todo lo que Él hizo por nosotros será en vano. De nada sirve ser “una buena persona”, y luego tener una vida contraria a la Palabra de Dios. Nuestra salvación depende de nuestra disposición para hacer la voluntad de Dios. Y Dios busca personas que están listos para servirLo en Espíritu y en verdad.

Y para aquellos que están dispuestos a sacrificar y obedecer Su voz, nada los separará de Él. “¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?” (Romanos 8:35). Esto significa que incluso en el medio de las adversidades y desafíos, su fe nunca será afectada, permanecerá intacta, haciendo que glorifiquen a Dios como testimonios vivos en este mundo.

Ob. Alvaro Lima

Leave a Reply