14
Aug
2020
0

Día 13 del Ayuno de Daniel

El CUERPO
¡Entrena hasta sudar!

Tarea¡Harás ejercicio hasta que sudes de verdad! Vete a tu ritmo y si por motivos de salud no puedes hacerlo, consulta con tu médico y sigue su consejo.

El ALMA
“No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí.” (Juan 14:30)

El Señor Jesús dijo que no tenía nada en común con Satanás, es decir, que el Hijo de Dios nunca entretuvo ningún pensamiento ni sentimientos que podrían relacionarlo con el diablo. Nunca utilizó ninguno de los principios o estrategias del diablo, ni aceptó sus sugerencias ni atajos. Nunca fue injusto, ni desobediente, ni irritable ni orgulloso.

¡Estaba libre de culpa! Su cuerpo, alma y espíritu estaban limpios.

¡Imagínate cuánto luchó el diablo para tratar y plantar al menos una semilla negativa dentro del corazón del Señor Jesús! Pero fracasó.

Por lo tanto, tenemos un Salvador perfecto, a pesar de todo lo que pasó.

Pero ahora debemos preguntarnos:

¿Podemos decir lo mismo de nosotros mismos? Cuando Dios nos ve, ¿puede decir que tampoco ve ninguna cualidad del diablo en nuestro interior?

Una cosa es cierta: el mal siempre se levanta contra nosotros, y la única manera que podemos prevalecer contra él es cuando tenemos una vida de santificación diaria, en la presencia del Altísimo.

“NADA” significa nada. No puede haber nada del diablo en nuestro interior porque sino, tendrá la ventaja que necesita para derrotarnos.

Tarea: Si tienes una conciencia culpable, arrepiéntete y ponle un fin a la violencia del diablo contra ti.

EL ESPÍRITU
Vamos a seguir aprendiendo y practicando lecciones importantes de las vidas de los héroes de la fe.

Medita en Éxodo 17:6-15

Tarea: Así como hizo Moisés, por la mañana y por la noche, levanta tus manos y reprende todo el mal que esté trabajando contra ti y contra la Iglesia ⛪️

Leave a Reply