3
Jun
2020
0

Guerra Espiritual

En una guerra espiritual, saber cómo defenderse del ataque de tu contrincante es tan crucial como saber cómo atacarlo. El diablo es como un león rugiente que constantemente apunta a nuestras necesidades humanas, para usarlas a su favor y, en consecuencia, en contra de nosotros.Trabaja de todas las maneras posibles, pero como principio general, el diablo siempre trata de descubrir dónde está nuestra debilidad, y luego enfocará su ataque en esa área en particular de nuestras vidas. Si, por ejemplo, tenemos un problema con la pereza, la falta de disciplina, el orgullo, los impulsos sexuales constantes, etc., te aseguro que el diablo tratará de aprovechar esa debilidad.

Defender nuestros puntos débiles con una fe firme es extremadamente crucial si queremos vencer al diablo y sus estrategias. Nunca podemos suponer que somos lo suficientemente fuertes, porque incluso Jesús fue tentado por él. Es por eso que siempre debemos estar alertas y vigilantes alimentando nuestra fe diariamente, dependiendo de Dios, asegurándonos de que ponemos en práctica la Palabra de Dios en nuestra vida cotidiana y evitamos lugares o personas que puedan llevarnos fácilmente al pecado.

¿Hay puntos débiles ocultos en tu vida donde el demonio pueda establecerse? ¡Es hora de cerrar la brecha y proteger tu salvación a toda costa!

Obispo Alvaro Lima

Leave a Reply