15
Jun
2020
0

Imposible, ten cuidado

La mentalidad de alguien que está en una batalla incluye conocimiento de las tácticas del adversario. Por lo tanto, es esencial que entendamos cómo trabaja el diablo.

La distorsión de la verdad ha sido la táctica de Satanás desde el comienzo de los tiempos. Vamos a echarle un vistazo al jardín de Edén. El enemigo toma la verdad y la tuerce, distorsiona y manipula para confundirnos y que creamos las mentiras disfrazadas con la verdad. Existe una plétora de verdades distorsionadas que nos presenta para que abandonemos nuestra fe. Incluso ha intentado persuadir al Señor Jesús con esta táctica engañosa. Utilizó un Salmo y distorsionó el pasaje de la Palabra para tratar de hacer que el Hijo de Dios pecara.

Sin embargo, Jesús nos mostró cómo podemos permanecer firmes cuanto la “biblia es malinterpretada”. Él no trata de imponer su razonamiento en la trama de Satanás, Él declara la verdad que Dios ha dado en Su Palabra. Esta es la única manera eficaz que prevalece contra las tentaciones. Por eso la ignorancia en la Palabra de Dios y el no tenerla guardada en nuestros corazones nos convierte en blancos perfectos para los ataques de Satanás.

También debemos tener en cuenta que la Biblia contiene la Palabra de Dios, la palabra de los hombres y la del diablo. Y si no prestamos atención ni somos perspicaces, nuestra vida se estanca porque la basamos en la palabra de un hombre o incluso en la palabra del diablo. Es crucial que tengamos cuidado con las doctrinas anti bíblicas y las opiniones de las personas y siempre confirmemos las palabras que escuchamos con la Palabra de Dios.

La Palabra de Dios es el instrumento que Dios utiliza para traer salvación a la vida de un individuo. Cuando se utiliza de manera eficaz, es un arma contra el diablo y sus estrategias retorcidas. Y cuando escuchamos, meditamos y la ponemos en práctica, no solo nos libera y abre nuestros ojos, sino que provocará una revolución en nuestra vidas.

Leave a Reply