27
Jun
2020
0

La raíz causante de muchos problemas…

La raíz causante de muchos problemas es espiritual. La función de los demonios es influenciarnos para que nos comportemos fuera de lo normal. Sí, tenemos que resistir al mal y expulsarlo, pero una vez que se va, siempre encuentran la manera de volver. “Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla. Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí”… (Ver Mateo 12:43-45)

Quizás te estés preguntando, “¿Cómo entran entonces los espíritus malignos en la vida de una persona?”. Es simple, a través de puertas abiertas. Hay muchos pecados y debilidades que les dan acceso para hacer la obra en el corazón y en la mente de una persona tales como la brujería, consultar médiums, horóscopos, adivinos, astrología, etc, los cuales no se fundan en la Palabra de Dios. Y cuando se practican, sea consciente o inconscientemente, el diablo tiene acceso total en nuestras vidas. Recuerda que el diablo es muy astuto; hace que estas prácticas sean tentadoras e inofensivas y las presenta como un atajo para el éxito. Sin embargo, solo sirven para hacernos caer en la trampa de adorar a la creación y no al Creador. (Ver Deuteronomio 4:19)

Dios quiere que le consultemos cada paso que damos. Y la verdad es que, estas otras prácticas no funcionan. Solo nos llevan a frustraciones y angustias. Por eso tenemos que aprender a fundar nuestra fe en la Palabra de Dios, la cual es la única verdad que nos libera de los planes del diablo.

Deberíamos tener en cuenta que las personas en el pasado, al principio, ponían su fe en Baal. Solamente cuando el pueblo de Dios, en la época de Gedeón, puso su fe en la Palabra de Dios, fue que Dios hizo los cambios. Esto muestra claramente que con Dios no es solo teoría, tiene que haber práctica. Debemos esforzarnos para seguir Sus principio y cortar todos los vínculos con el mundo. Más que nada, ¡Dios no quiere perder nuestra alma!

¿Quieres glorificar a Dios como hizo Gedeón? Entonces, haz lo que él hizo. ¡Haz que Dios sea la única “Estrella” en tu vida! Cuando mostramos esta actitud de fe al destruir todos los ídolos falsos, obedecer al pie de la letra lo que Él nos pide que hagamos y tenemos un pacto con Él, Él hará que en nuestra vida haya un “antes y después”. La pregunta es: ¿Tendrás oídos para escuchar?

Obispo Alvaro Lima

Leave a Reply