20
Jun
2020
0

Sigue los pasos de Gedeón

“Y les dijo: Miradme a mí y haced como hago yo” Gedeón, en Jueces 7:17

Dios vio la indignación de Gedeón y le dio una instrucción muy específica: derribar el altar de Baal y sacrificar el segundo toro de siete años (Jueces 6:25). Así como con Gedeón, Dios nunca nos pedirá que hagamos algo que no podemos hacer. Cuando Él nos pide que sacrifiquemos es porque sabe que somos capaces. Y para que nosotros veamos cómo actúa Dios en nuestras vidas tenemos que seguir la misma guía y derribar nuestro altar de Baal. En otras palabras, tenemos que deshacernos del pecado y acabar con todos los ídolos en nuestras vidas, la malicia, el mal de ojo, el rencor, el miedo, las dudas, la arrogancia, el orgullo, los pensamientos negativos etc. Quizás también alguien o algo que hayamos puesto por encima de Dios. Es hora de dar rienda suelta a nuestra indignación contra estos pecados de una vez y para siempre porque cuando el pecado nos controla, nuestros problemas y enemigos prevalecerán. 

Gedeón nos dejó un ejemplo convincente de cómo derrotar a nuestros enemigos. Y para que nosotros consigamos tener las mismas victorias en nuestra vida tenemos que seguir sus pasos, así como los 300. Lo mismo que le dijo a su ejército todavía lo podemos poner en práctica hoy.“Miradme a mí y haced como hago yo; he aquí que cuando yo llegue al extremo del campamento, haréis vosotros como hago yo.” jueces7:17. La pregunta es: ¿Estás dispuesto a obedecer?

Ten en cuenta que Gedeón no hizo tan solo un sacrificio para Dios, él entregó lo que Dios le pidió de él, le entregó la esperanza de su futuro y puso su confianza en Dios. ¿Fue fácil?, definitivamente no. Había otras voces que trataban de disuadirle del sacrificio, ¿las escuchó? no, él tuvo oídos para Dios. Cuando Dios nos pide que sacrifiquemos nunca va a ser fácil, sin embargo, cuando nuestra vida es de acuerdo a la palabra de Dios, no tenemos absolutamente nada que temer. Si Dios está con nosotros, ¿quién estará en contra?.

Por eso debemos mirar nuestra vida y decir “es ahora o nunca”… La indignación combinada con la fe obliga a Dios a reaccionar y, cuando Él reacciona, el valle de sombras de muerte se convierte en el valle de Victorias. De hecho, cuando hemos sobrepasado nuestros límites, es cuando Dios se mete y y se hace cargo.

Hoy sigues los pasos de Gedeón pero mañana, otros seguirán tus pasos cuando vean tu testimonio. ¿lo crees?

#HogueraSantaDeIsrael
#ValleDeGedeón
#ValleDeMiVictoria
#TuIndignaciónEsTuFuerza
#SoyUnoDeLos300
#VeConEstaTuFuerza

Leave a Reply